Bodysurfing

Just you and the wave

Acerca del bodysurfing

En su forma más simple, el bodysurfer utiliza solo su cuerpo para tomar la ola, a menudo en las aguas poco profundas cerca de la costa, por lo que puede empujarse con la arena y montar el agua blanca para regresar a la playa.

Esto funciona bien, pero para olas más grandes en aguas más profundas, en donde es necesario nadar por la ola, es normal utilizar aletas para ganar la suficiente velocidad para el ‘despegue’.

Entonces, se puede utilizar un Handplane de bodysurfing para conseguir paseos más largos y elegir un camino a través del agua verde de la ola, a veces se puede utilizar lo que se llama HANDBOARD.

Aquí es donde entre el Handski de Taylor’s Mistake

El área de la superficie y la flotabilidad del Handski te levanta fuera del agua, reduciendo la resistencia y aumentando la velocidad; y los bordes de forma especial hacen que puedas decidir fácilmente a qué parte de la ola quieres ir.

Esto te permite surfear la ola de formas en las que normalmente no sería posible y disfrutarás aún más de este enfoque de surf que regresa a lo básico y que es cada vez más popular.

 

Bodysurfing keeps you fit

Cómo hacer bodysurfing

Al igual que cualquier tipo de surf, el momento en el que te encuentras  sobre la ola para despegar es crucial. Si lo haces muy pronto quedarás atrapado por el agua blanca de la ruptura de la ola – demasiado tarde y estarás pateando con las aletas mientras la ola pasa.

Revisa si la ola está rompiendo a la izquierda o derecha para que sepas  qué camino tomar. Mientras que algunos bodysurfers cambian la mano en la que sostienen el hand plane, ajustándolo para una ola que viene de la derecha y otra de la izquierda, algunos llevan su handboard en la mano, sin importar la dirección de la ola.

Despega justo antes de que rompa la ola, inclina el brazo en la dirección a la que quieres ir, y patea con fuerza hasta que se sientas que te empuja la ola.

Para llegar a la parte verde de la onda, mantén tu cuerpo rígido después del despegue, y al mismo tiempo inclina hacia abajo el brazo con el esquí, elevando fuera del agua la parte superior del cuerpo. Esto

Una vez que has experimentado esa primera sensación de montar la ola, no hay vuelta atrás – excepto, por supuesto, al montar  la próxima ola.

disminuye la resistencia y aumenta la velocidad.

El bodysurfing es un muy buen ejercicio y cuanto más practiques, más resistencia y fuerza obtendrás, lo que te permite permanecer en el agua durante más tiempo para montar más olas.

Se trata de disfrutar estar en el mar, no importa las herramientas que utilices o que no utilices, ¡mantente saludable y diviértete!

No hay reglas! Todos pueden hacerlo

 

Bodysurfing is for everyone to enjoy

Aletas de Bodysurfing

Entonces , cómo elegir las aletas para bodysurfing?

Las mejores aletas para bodysurfing dependen de los pies y el tipo de olas en las que quieras practicar

Al igual que con cualquier zapato,  bota de esquí, zapatos para senderismo, etc.,  un buen ajuste te llevará muy lejos

Entonces, la elección principal serán las aletas blandas o duras.

Las versiones más suaves serán más amigables con los pies, lo que es agradable para sesiones más largas.

Uno de los iconos del bodysurfing’s, Mark Cunningham, utiliza Dafin que son unas aletas más suaves.

Las aletas duras dan más poder de salida en la patada, pero al ser duras y rígidas, ponen más presión sobre las pantorrillas y los tobillos, lo que las hace más adecuadas para las sesiones de bodysurfing más cortas o para bodysurfers intensos.

Mike Stewart, otra leyenda del bodysurfing, prefiere las aletas Viper más rígidas.

Si tus aletas están un poco flojas o raspan, ayudará ponerse calcetines de neopreno.

Para los días en los que las olas son más grandes, también es buena idea utilizar una correa de tobillo en las aletas, lo que ayuda a evitar que pierdas una aleta, y también ayuda a que te mantengas a salvo.